Ir al contenido principal

Entradas

Piscis

  Si en Acuario tomamos consciencia de que somos parte del Universo, en Piscis tendremos la sensación de ser el Universo. Piscis es el último signo del zodíaco, es una energía de resonancia con lo universal donde todos los límites que nos separan de la totalidad se disuelven y nos sentimos parte de un inmenso océano en cual nos preparamos para un nuevo nacimiento en Aries. En Piscis se termina el ciclo, y en Aries vuelve a comenzar. Piscis nos permite vislumbrar la totalidad del zodíaco, todo está incluido en Piscis. Piscis es energía de amor universal, por lo tanto, esperamos encontrarnos con personas de una sensibilidad extrema capaz de experimentar empatía con todo lo viviente, al punto de que puede tener mucha dificultad para trazar un límite entre él y los demás. Le cuesta mucho diferenciarse, por lo cual el borde de su identidad es muy permeable y está expuesto a la constante influencia del entorno, incluso llegándose a sentir abrumado por los sentimientos de los demás. En much
Entradas recientes

Acuario

  Luego de haber llegado al punto más alto de la cima del desarrollo personal, en Acuario tomamos conciencia de que no estamos aislados, sino que somos parte de una red de energía que responde a una realidad mucho más vasta.  En Acuario sólo aparece la conciencia social, sino que nos posibilita dar cuenta de la relación del ser con la infinita creatividad del universo. Acuario es el signo de la máxima libertad y creatividad. Es la energía del futuro, por eso suele verse como alguien raro que parece no encajar con la época que le toca vivir. Acuario es todo lo que debemos aprender en estos tiempos de cambios: Vivir en el presente, no juzgar, dejar atrás el apego, vincularnos sin condicionamientos, aceptar la incertidumbre, tolerar la diferencia, crear nuestra realidad comprendiendo que todo fluye y cambia. Entender el profundo significado de la libertad. Desde nuestra necesidad psíquica de seguridad, es que vemos a Acuario como un desconectado, cuando en realidad su conexión trascie

Capricornio

  Mientras en Sagitario el viaje era lo importante, ahora en nuestra etapa Capricornio el foco de atención estará puesto en el punto de llegada. La meta, el logro material y social es el fin a alcanzar, porque este punto representa la máxima realización personal. Mientras Sagitario disfruta de escalar la montaña, Capricornio se siente pleno de alcanzar la cima y plantar la bandera de la victoria sobre su conquista, luego de un gran esfuerzo, de mucha perseverancia, de una estricta disciplina y un ineludible compromiso. Capricornio quitará de su camino todo lo superfluo para llegar a su objetivo. Tiene mucha capacidad de concentración. Cuando tiene que hacer algo, no se queja, sólo lo hace y en el camino va despojándose de todo lo prescindible, para detenerse sólo en lo esencial. Firme, austero y sencillo, da la sensación de ser muy estructurado, muy sobreadaptado, muy racional y muy frío. Tiene un superyó muy rígido orientado a la búsqueda de prestigio y logros concretos. No hace l

Sagitario

  Una vez que hemos atravesado la sombra estaremos listos para disparar una flecha de fuego y seguir su dirección. Sagitario es un signo asociado a la expansión de la consciencia y el sentido de la vida. El viaje es lo que importa y no el destino. En su eterna búsqueda Sagitario se va desplegando con entrega y confianza ante un propósito fundamentalmente divino y en el trayecto va corriendo el horizonte cada vez más lejos, descubriendo nuevos mundos físicos y mentales, conectando el cielo y la tierra a través de sus ideales, y sus creencias, que definen su visión del mundo, lo cual, en definitiva, da sentido a su existencia. A Sagitario le encanta viajar, es un buscador, lo tientan las aventuras, ama la naturaleza y el conocimiento, sigue su pulso con aire de explorador. Nunca pierde su capacidad de asombro, por eso siempre es un gran filósofo. Es alegre, optimista y exuberante. Ocupa mucho espacio y hace mucho ruido. Le gusta las fiestas y divertirse en grande. Habla fuerte y se r

Escorpio

  El movimiento pendular y oscilante de Libra se vuelve violento y llega a los extremos. Para Escorpio la vida puede convertirse en una lucha constante entre el bien y el mal, llegando a sentir que en la vida todo es destrucción y transformación. Por supuesto que la intensidad escorpiana es tan potente que la persona siente que tiene que controlarla para que no lo desborde, aun así, para Escorpio la vida es todo o nada. Nos ama o nos odia, pero nunca será indiferentes. Lo natural en Escorpio es levantar la alfombra y dejar en evidencia la basura que los demás se esmeraron en esconder, pero ya en la infancia comenzó a aprender que hay cosas de las que no se hablan. Sin embargo, en un punto se siente fascinado por todo aquello que la sociedad considera como tabú. Para Escorpio es natural hablar de la muerte, y no tiene prejuicios a la hora de hablar de sexo. Puede sentirse fascinado por el poder, y desarrollar una personalidad magnéticamente capaz de manipular y ejercer control sobre

Libra

  En Libra nos encontramos con un otro diferente a nosotros mismos, pero complementario. Por eso este signo valora los vínculos, pero sobre todo su atención está en la armonía, para que todo esté en equilibrio. Por supuesto al pararnos en el lado opuesto, la realidad es percibida a través de polos opuestos complementarios. Por lo que Libra siempre está vacilando entre dos opciones, porque siempre es capaz de ver más de un punto de vista. Libra intenta ser equilibrado y es entonces cuando se plantea la primera dificultad, porque busca un equilibrio permanente y estático, pero en el movimiento pendular de este signo entre un polo y su opuesto, el equilibrio posible es efímero. En este vaivén lo único que hace es perder continuamente el equilibrio. La identidad libriana es como consecuencia oscilante y dependerá del movimiento de sus vínculos, aunque su anhelo sea eternizar momentos de felicidad y armonía. Suele tener cierta nostalgia por los buenos momentos del pasado. Libra es el

Virgo

  Virgo toma consciencia de que es un pequeño engranaje de una gran maquinaria y que como tal cumple una función imprescindible para que ese sistema funcione correctamente. Con esta consciencia de orden, Virgo siempre se pone al servicio de una totalidad mayor resignando o postergando los deseos individuales, perdiendo protagonismo y ganando humildad y capacidad de entrega. Valora el detalle, porque es lo primero que registra con su minuciosa mirada. Enseguida percibe lo que no encaja. Ama el orden por sobre todo lo demás. Si cada cosa y cada persona está en su lugar, nada puede salir mal. Su atención al detalle le da una cualidad crítica y un rasgo un tanto obsesivo. Tiende a ordenarlo casi todo, desde adentro hacia afuera y viceversa. Suele establecer rutinas que no dejen margen para la improvisación y llena su vida de rituales que siguen como si se tratara de una ceremonia religiosa. Busca ser prácticos a su manera, aunque de una manera particular. Virgo es racional y analít